Home Top Ad

----

Gastos a tener en cuenta a la hora de contratar una tarjeta revolving


A continuación vamos a ver los gastos a tener en cuenta a la hora de contratar un crédito revolving.


A continuación vamos a ver los gastos a tener en cuenta a la hora de contratar un crédito revolving.


Encontramos los gastos administrativos de los costes iniciales, como comisión de apertura, de estudio, o de expedición en el caso de las tarjetas de que se trate de tarjetas crédito.



También están los gastos de mantenimiento, comisión asociada a la cuenta corriente unida a la operación de crédito, gastos de envío, de renovación de tarjeta, etc.

Tenemos de otro lado los gastos derivados de transacciones de pago y disposición.

Gastos por reembolso anticipado o lo que es lo mismo, amortizar el capital del préstamo antes de la fecha de vencimiento. Y aquí destacan las comisiones por amortización total o parcial del crédito.

También existen los gastos de novación, por modificación en las condiciones contractuales iniciales a la hora de contratar el crédito.

Y no podemos olvidarnos de los gastos derivados de los cargos por incumplimiento de los términos suscritos por el deudor, que no se deben tener en cuenta para cómputo de la TAE.

Que no se deban tener en cuenta a la hora de calcular el TAE no significa que no deba aparecer en la información previa precontractual y posteriormente al formalizar la contratación.

Esos gastos deben reflejarse obligatoriamente para que el consumidor conozca de su existencia.

Para finalizar recordemos que también pueden generarse otra serie de gastos como son los intereses moratorios, cargos por devoluciones o la reclamación por impagos.

Gastos a tener en cuenta a la hora de contratar una tarjeta revolving Gastos a tener en cuenta a la hora de contratar una tarjeta revolving Reviewed by fran on agosto 04, 2019 Rating: 5

No hay comentarios