AUTO CONTRA ESTRELLA RECEIVABLES DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE TOLEDO

AUTO CONTRA ESTRELLA RECEIVABLES DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE TOLEDO
SECCION SEGUNDA




 En la Ciudad de Toledo, a quince de mayo de dos mil veinte.

Esta Sección Segunda de la Ilma. Audiencia Provincial de TOLEDO, integrada por los Ilmos. Sres.Magistrados que se expresan en el margen, ha pronunciado, en NOMBRE DEL REY, la siguiente

A U T O

Visto el presente recurso de apelación, Rollo de la Sección núm. 37 de 2019, contra el Auto dictado por el Juzgado de 1ª Instancia Núm. 6 de Toledo, en el juicio Monitorio, núm. 238/17,en el que han actuado, como apelante Estrella Receivables LTD, representado por la Procuradora Sra. *** y defendido por el Letrado Sr. ***

Es Ponente de la causa el Ilmo. Sr. Magistrado D. Juan Manuel de la Cruz Mora, que expresa el parecer de la Sección, y son,

ANTECEDENTES DE HECHO:

PRIMERO: En el Juzgado de 1ª Instancia Núm. 6 de Toledo, se sigue procedimiento de Juicio Monitorio, a instancia de EstrellaReceivables LTD, en el que con fecha 31 de Julio de 2018 se dictó Auto, 

DECLARANDO NULA POR ABUSIVA LA CLAUSULA DE INTERESES REMUNERATORIOS, contenida en el contrato de tarjeta de crédito (Crédito al Consumo), y LIMITA EL REQUEREIMIENTO DEPAGO AL PRINCIPAL IMPAGADO, REQUIRIENDO A LA DEMANDANTE PARA QUE PRESENTENUEVA LIQUIDACION EXCLUYENDO CANTIDADES ATINENTES A LOS INTERESES

SEGUNDO: Formulado por escrito el recurso y admitido a trámite, se remitieron los autos a esta Audiencia, donde se formó el oportuno rollo, nombrándose Magistrado-Ponente y quedando vistos para deliberación y resolución.

FUNDAMENTOS DE DERECHO:

PRIMERO: Que se recurre por la solicitante de Procedimiento Monitorio, el Auto de 31 de Julio de 2018por que el Magistrado-Juez a quo, DECLARANDO NULA POR ABUSIVA LA CLAUSULA DEINTERESES REMUNERATORIOS contenida en el contrato de tarjeta de crédito (Crédito al Consumo),LIMITA EL REQUEREIMIENTO DE PAGO AL PRINCIPAL IMPAGADO, REQUIRIENDO A LADEMANDANTE PARA QUE PRESENTE NUEVA LIQUIDACION EXCLUYENDO CANTIDADESATINENTES A LOS INTERESES, todo ello por aplicación de oficio del control de abusividad y de la Ley de Represión de la Usura de 23 Julio 1908.

Alega la recurrente como motivo de recurso: error en la interpretación de los arts. 812, 815.4 e infracción del art. 231 de LEC, con cita de numerosa Jurisprudencia de Audiencias Provinciales.

El Juez a quo declara nula por Abusiva la cláusula de intereses remuneratorios, y "por si alguna duda pudiera mantenerse al respecto el posible control de oficio del interés remuneratorio, añade a sus consideraciones la represión de la usura" por ser el interés aplicado- pactado, notablemente superior al valor del dinero y en consecuencia desproporcionado con las circunstancias del caso, apoyándose en la S.T.S. 25-noviembre-2015.

El art.812 de la LEC, citado como impagado dice

<<1. Podrá acudir al proceso monitorio quien pretenda de otro el pago de deuda dineraria de cualquier importe, líquida, determinada, vencida y exigible, cuando la deuda se acredite de alguna de las formas siguientes:

1ª Mediante documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, impronta o marca o con cualquier otra señal, física o electrónica.

2ª Mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax o cualesquiera otros documentos que, aun unilateralmente creados por el acreedor, sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones de la clase que aparezca existente entre acreedor y deudor

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado anterior y cuando se trate de deudas que reúnan los requisitos establecidos en dicho apartado, podrá también acudirse al proceso monitorio, para el pago de tales deudas, en los casos siguientes:

1º Cuando, junto al documento en que conste la deuda, se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.

2º Cuando la deuda se acredite mediante certificaciones de impago de cantidades debidas en concepto de gastos comunes de Comunidades de propietarios de inmuebles urbanos>>.

La demandante presenta documentos que a su juicio determinan su legitimación activa (Cesiones bancarias de créditos realizadas en escrituras públicas), existencia de la deuda, liquida, vencida, determinada y exigible (contrato de tarjeta de crédito y cargos y abonos, así como liquidación de cuentas)

Pero el Juez a quo no rechaza la petición porque falte algún requisito del art. 812 LEC, por lo que la cita de este precepto sobra en el recurso.

Se cita como infringido el art 815.4 de LEC

Si la reclamación de la deuda se fundara en un contrato entre un empresario o profesional y un consumidor o usuario, el secretario judicial, previamente a efectuar el requerimiento, dará cuenta al juez para que pueda apreciar el posible carácter abusivo de cualquier cláusula que constituya el fundamento de la petición o que hubiese determinado la cantidad exigible.

El juez examinará de oficio si alguna de las cláusulas que constituye el fundamento de la petición o que hubiese determinado la cantidad exigible puede ser calificada como abusiva. Cuando apreciare que alguna cláusula puede ser calificada como tal, dará audiencia por cinco días a las partes. Oídas éstas, resolverá lo procedente mediante auto dentro de los cinco días siguientes. Para dicho trámite no será preceptiva la intervención de abogado ni de procurador.

De estimar el carácter abusivo de alguna de las cláusulas contractuales, el auto que se dicte determinará las consecuencias de tal consideración acordando, bien la improcedencia de la pretensión, bien la continuación del procedimiento sin aplicación de las consideradas abusivas.

Si el tribunal no estimase la existencia de cláusulas abusivas, lo declarará así y el secretario judicial procederá a requerir al deudor en los términos previstos en el apartado 1.

El auto que se dicte será directamente apelable en todo caso.

Por diligencia de Ordenación de 16 de mayo de 2018 el Letrado de la Administración de Justicia da cuenta al Magistrado Juez a los efectos del art. 815.4 LEC.

Un nuevo y detenido examen de la solicitud monitoria y documentos aportados por el solicitante y, en especial el contenido del contrato de tarjeta de crédito en que se fundamenta, pronto permite adelantar la total desestimación del presente recurso. El Juzgador de la Instancia no incurre en ninguna de las infracciones y errores de interpretación legal o jurisprudencial que denuncia el recurrente, muy al contrario, su decisión de declarar nulo el antedicho contrato a causa del carácter usurario de los intereses remuneratorios pactados es plenamente compartida por este Tribunal pues es ajustada a derecho y coincide con el criterio que esta misma Audiencia.

<<Respecto a si procede o no apreciar ex oficio y en fase procesal inicial, el carácter usurario de los intereses remuneratorios pactados razonábamos lo siguiente; " .... el artículo 815 de la Ley de Enjuiciamiento Civil prevé únicamente la posibilidad de examinar, con carácter preliminar, la abusividad de las cláusulas cuando la reclamación se base en un contrato concertado con un consumidor. Ahora bien, entendemos que ello no es obstáculo insalvable, no impide que, también de oficio y para no dar lugar a una ejecución por cantidades a todas luces improcedentes, el Juez pueda y deba considerar otras causas de inadmisibilidad derivadas de la aplicación de normas imperativas, que integren la noción de orden público. Causas entre las que ha de incluirse la conculcación de la Ley de Represión de la Usura, que se configura, tal y como ha quedado expuesto en la doctrina jurisprudencial, como un límite infranqueable a la autonomía negocial dólar. 1255del Código Cibi aplicable a los préstamos, y, en general, a cualquier operación de crédito sustancialmente equivalente al préstamo. Y ello precisamente en el momento de admitir a trámite la solicitud monitoria, cuando el Juez está dotado de mayores poderes en comparación a los que ostenta respecto de la admisión de una demanda de procedimiento ordinario, por cuanto en este proceso especial la falta de oposición del deudor se traduce de manera inmediata y fatal en la creación de un título ejecutivo judicial de condena. Si a ello se une que la oposición del deudor requiere, a diferencia de lo que se exige al solicitante, del nombramiento de profesionales, puede quedar comprometida la defensa del derecho del prestatario en este caso consumidor. A mayor abundamiento la decisión que en tal momento se adopta es a los solos efectos procesales, no veda a cualquiera de las partes acudir a un juicio declarativo correspondiente para allí dilucidar con carácter definitivo la deuda. Ninguna indefensión por tanto se causa al acreedor demandante, al que además le ha sido concedida la debida audiencia previamente a resolver sobre la admisibilidad de su solicitud, pudiendo en consecuencia alegar cuanto tuviere por conveniente y aportar los documentos que entendiese precisos para justificar su reclamación."

b) Y respecto al carácter usurario o no del interés remuneratorio pactado: "LaSTS de 25-11-2015, precisamente en relación a un crédito revolving similar al que nos ocupa y no a una tarjeta de crédito a la que se hace referencia en el recurso, establece que "la operación de crédito litigiosa debe considerarse usuraria, pues concurren los dos requisitos legales mencionados. El interés remuneratorio estipulado fue del 26,82%TAE. Dado que conforme alart. 315, párrafo segundo, del Código de Comercio, "se reputará interés toda prestación pactada a favor del acreedor ", el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados. Este extremo es imprescindible (aunque no suficiente por sí solo) para que la cláusula que establece el interés remuneratorio pueda ser considerada transparente, pues no solo permite conocer de un modo más claro la carga onerosa que para el prestatario o acreditado supone realmente la operación, sino que además permite una comparación fiable con los préstamos ofertados por la competencia.

El interés con el que ha de realizarse la comparación es el "normal del dinero". No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés "normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia" (sentencia núm. 869/2001, de 2 de octubre).Para establecer lo que se considera "interés normal" puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.). Esa obligación informativa de las entidades tiene su origen enel artículo 5.1 de los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo (BCE), que recoge la obligación de este último, asistido por los bancos centrales nacionales, de recopilar la información estadística necesaria través de los agentes económicos. Para ello, el BCE adoptó el Reglamento(CE) nº 63/2002, de 20 de diciembre de 2001 (EDL 2001/61743), sobre estadísticas de los tipos de interés que las instituciones financieras monetarias aplican a los depósitos y a los préstamos frente a los hogares y a las sociedades no financieras; y a partir de ahí, el Banco de España, a través de su Circular 4/2002, de 25 de junio, dio el obligado cumplimiento al contenido del Reglamento, con objeto de poder obtener de las entidades de crédito la información solicitada .

En el supuesto objeto del recurso, la sentencia recurrida fijó como hecho acreditado que el interés del26,82%% TAE apenas superaba el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo de la época en que se concertó el contrato, lo que, considera, no puede tacharse de excesivo. La cuestión no es tanto si es o no excesivo, como si es "notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso", y esta Sala considera que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como "notablemente superior al normal del dinero".

5.- Para que el préstamo pueda ser considerado usurario es necesario que, además de ser notablemente superior al normal del dinero, el interés estipulado sea "manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso".

En principio, dado que la normalidad no precisa de especial prueba mientras que es la excepcionalidad la que necesita ser alegada y probada, en el supuesto enjuiciado no concurren otras circunstancias que las relativas al carácter de crédito al consumo de la operación cuestionada. La entidad financiera que concedió el crédito “revolving" no ha justificado la concurrencia de circunstancias excepcionales que expliquen la estipulación de un interés notablemente superior al normal en las operaciones de crédito al consumo.

Generalmente, las circunstancias excepcionales que pueden justificar un tipo de interés anormalmente alto están relacionadas con el riesgo de la operación. Cuando el prestatario va a utilizar el dinero obtenido en el préstamo en una operación especialmente lucrativa, pero de alto riesgo, está justificado que quien le financia, al igual que participa del riesgo, participe también de los altos beneficios esperados mediante la fijación de un interés notablemente superior al normal.

Aunque las circunstancias concretas de un determinado préstamo, entre las que se encuentran el mayor riesgo para el prestamista que pueda derivarse de ser menores las garantías concertadas, puede justificar, desde el punto de vista de la aplicación de la Ley de Represión de la Usura, un interés superior al que puede considerarse normal o medio en el mercado, como puede suceder en operaciones de crédito al consumo, no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

6.- Lo expuesto determina que se haya producido una infracción del art. 1 de la Ley de Represión de la Usura (EDL 1908/41), al no haber considerado usurario el crédito "revolving" en el que se estipuló un interés notablemente superior al normal del dinero en la fecha en que fue concertado el contrato, sin que concurra ninguna circunstancia jurídicamente atendible que justifique un interés tan notablemente elevado"

Tales consideraciones resultan por tanto perfectamente aplicables al presente supuesto, en el que según es de ver y destaca el Juzgador de Instancia, se estableció un interés remuneratorio TAE del 26,87 % cuando vemos que a la fecha del contrato -octubre de 2007 - la media de interés TAE para créditos al consumo entre1 y cinco años -según datos oficiales publicados por el Banco de España- era del 8-9%anual por lo que claramente se trata de un tipo de interés desproporcionado y muy superior -en más de un 200%- al normal del dinero; y vemos por otra parte, que la entidad demandante no ha justificado -siquiera alegado- la concurrencia de circunstancias excepcionales que expliquen la estipulación de un interés tan notablemente superior al normal en esa operación de crédito al consumo (por ejemplo, el riesgo de la operación).Consecuentemente tales intereses deben ser declarados usurarios, con las consecuencias de nulidad contractual establecidas por ley de Represión de la Usura (artículo 3 (EDL 1908/41) ) y nuestra jurisprudencia (STS Sentencia de Pleno de 25 de noviembre de 2015 ), todo ello tal y como acertadamente razona y acuerda el Juzgador de instancia en su resolución que por ello debe ser refrendada>> .

SEGUNDO: Que procede imponer a la recurrente las costas del recurso de acuerdo a lo dispuesto en el art.398 LEC.

FALLO:

La Sala ACUERDA: Desestimar el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Estrella Receivables LTD contra el Auto dictado por el Juzgado de 1ª Instancia Núm. 6 de Toledo, con fecha31 de Julio de 2018, en el procedimiento Monitorio núm. 238/17, imponiendo a la apelante las costas del recurso.

AUTO CONTRA ESTRELLA RECEIVABLES DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE TOLEDO AUTO CONTRA ESTRELLA RECEIVABLES DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE TOLEDO Reviewed by fran on marzo 31, 2021 Rating: 5

No hay comentarios