9 errores que perjudican nuestras finanzas personales.

La gestión de la economía personal y familiar no es tarea fácil, y conseguir ahorrar cada mes, menos aún.

Ahora bien, si evitamos algunos de los errores más habituales a la hora de manejar nuestros ingresos, conseguiremos que nuestra economía mejore sustancialmente.

En este artículo te enumeramos algunos de los errores más comunes que perjudican nuestra economía, y que incluyen la utilización de tarjetas de crédito revolving con intereses abusivos, los minicréditos con usura o la solicitud de créditos al consumo usurarios.

Entendemos que algunos de los errores se comenten voluntariamente, dado que, en ocasiones, no tenemos más remedio que “tirar de tarjeta” o asumir un gasto inesperado.

1.- GASTAR MÁS DE LO QUE INGRESAS

Un básico de la economía, si quieres que tus finanzas estén saneadas deberás cumplir a rajatabla este principio, siendo muy consciente de cuáles son tus ingresos netos mensuales, tus gastos y tu capacidad de ahorro.

2.- NO FORMARTE EN EDUCACIÓN FINANCIERA

Hoy día todos podemos acudir a internet para buscar principios básicos de economía que nos ayuden en nuestro día a día.

Existen infinidad de páginas web con consejos sobre economía, y una búsqueda un poco más precisa te permitirá encontrar libros gratuitos con los que mejorar la gestión de tu patrimonio.

3.- GASTAR TODO EN VEZ DE INVERTIR

Es fácil decir  “no gastes todo”, aunque muy difícil de cumplir, en cualquier caso, siempre pueden hacerse ajustes para guardar un poco de dinero cada mes.

Si logras hacerlo, no lo dejes estancado en la cuenta corriente, perdiendo valor por minutos (no te olvides de la inflación).

Prueba a invertir, o tenerlo en una cuenta remunerada, tienes a tu disposición la bolsa o los fondos de inversión, eso si, ten muy en cuenta los gastos y comisiones que estos productos pueden generar.

4.- TENER UNA SOLA FUENTE DE INGRESOS

Aunque tengas un trabajo fijo y unos ingresos recurrentes, no está de más tener una segunda fuente de ingresos, clases particulares, venta online, venta de productos de segunda mano, arrendamientos o inversiones, pueden generarte un segundo ingreso que complemente los de tu empleo.

5.- NO CALCULAR BIEN LOS INGRESOS NETOS

Como sabes, Hacienda somos todos, por lo que de tu sueldo bruto debes descontar diversos impuestos, el principal el IRPF, siendo así, de lo que la empresa te dice que va a pagarte a lo que realmente te llega hay una importante diferencia.

Tenla muy clara, como también los tramos impositivos, y habla con recursos humanos para que ajuste la retención y no llevarte un susto al hacer la renta.

6.- INVERTIR SIN TENER CONOCIMIENTOS

La red está plagada de “listos” que ofrecen que te hagas rico sin trabajar, y poco menos que en un mes, desconfía, y no inviertas en ningún sitio si no es de reconocida solvencia y cuenta con todos los permisos necesarios para operar en el mercado financiero.

7.- DESCONOCER LOS TÉRMINOS BÁSICOS FINANCIEROS

Aunque la terminología económica es muy extensa, miles de esas definiciones nos son indiferentes, ahora bien, hay algunas básicas que debes conocer, tanto lo que significan, como las consecuencias de su aplicación.

TIN, TAE, CER, plazo de amortización, sistema francés, comisión de apertura, intereses de demora, comisión de cancelación anticipada, etc. Son básicos a la hora de pedir una tarjeta de crédito, un crédito al consumo o un minicrédito.

8.- PEDIR MINICRÉDITOS POR INTERNET

Los minicréditos en internet son una de las peores formas de financiarse.

Los intereses abusivos de este tipo de productos hacen que los consumidores acaben reclamando por minicréditos dado que para pequeñas cantidades de dinero se pagan tipos de interés que, en ocasiones, superan el 4 mil por cien.

9.- PAGAR INTERESES ABUSIVOS EN TARJETAS DE CRÉDITO

Los intereses abusivos en tarjetas de Caixabank, Wizink o Bankinter, son habituales, lo que ha provocado que miles de consumidores procedan a reclamar por intereses abusivos a sus entidades financieras, confiando sus asuntos a abogados de usura en Valencia que consigan la nulidad del contrato, así como la recuperación de los intereses, comisiones y seguro de la tarjeta.

Como has podido leer en nuestro artículo, mejorar tus finanzas depende de no cometer errores que son fácilmente evitables si ponemos un poco de proactividad al cuidado de nuestras finanzas.

Deja una respuesta