Ausencia de información sobre los costes de las tarjetas revolving en la publicidad

Una de las notas características que rodean al ambiente de
los créditos revolving es la ausencia de información sobre los costes en la
publicidad.

Cuando hablamos de costes nos referimos a todos aquellos
gastos reales que el consumidor debe afrontar durante toda la vida del crédito.

Es usual que en los anuncios se nos representen estos productos
como dinero fácil de conseguir, rápido y sin apenas intereses, con métodos de
pago cómodos y al alcance de todos, sin embargo es la artimaña empleada en el
marketing para atraer a los clientes.

Clientes que, a primera vista, tienen acceso a toda la
información, pero que si prestan un poco más de atención verán otra historia
diferente en la letra pequeña.

Hay un sin fin de ejemplos que podríamos mencionar, tantos como entidades que ofrecen los créditos.

En este caso, vamos a hablar brevemente de la publicidad
empleada por Cofidis para lograr que los consumidores contratasen su crédito.

Su web a priori ofrecía toda la información clara, concisa e
incluso incluía un simulador para que la persona por ella misma y antes de
realizar ningún tramite pudiera calcular cómo sería su crédito según el capital
a solicitar, cuotas, intereses y demás.

Sin embargo parte de la información, como era la mención
obligatoria al TIN y el TAE, intereses que entraban en juego a la hora de
contratar el crédito,  la colocaban en su
web en letra bastante pequeña y no destacada.

Esta actuación contraviene a nuestra normativa, puesto que en
los artículos 9.1 LCC y 4.2 DCCC se establecen los
requisitos esenciales a la hora de anunciar estos productos y es que la
información esté en una zona destacada mediante un ejemplo representativo.

Deja una respuesta