Extinción del uso de la vivienda familiar

Extinción del uso de la vivienda familiar

Extinción del uso de la vivienda familiar

El uso de la vivienda
familiar
debe contar con una serie de aspectos que aseguren que sigue
siendo el lugar de residencia de una familia.
Sin embargo, en caso de fallar alguno de ellos, puedes estar en presencia de la
extinción del uso de la vivienda
familiar
.

Antes de comenzar, es importante definir en qué
consiste una vivienda familiar, en
base a lo estipulado por el alto tribunal
español
. En este sentido, se considera vivienda
familiar
aquel lugar donde un matrimonio o una relación de pareja hayan
compartido convivencia de manera voluntaria con sus descendientes.

En caso de que ocurra una separación, la vivienda familiar quedará a cargo del progenitor custodio con sus hijos, y sigue siendo considerada un hogar de uso
familiar. 

Sin embargo, la ley podrá desestimar esta naturaleza si ocurren
determinadas situaciones.

A continuación en el siguiente artículo
presentaremos cuáles son algunos de los casos donde se procedería a la extinción del uso de la vivienda familiar.

El progenitor custodio tiene una nueva pareja

Uno de los casos más comunes donde se considera la extinción del uso de la vivienda familiar
es cuando el progenitor custodio permite el ingreso de una tercera persona en
el domicilio.

Esto en base a lo establecido por el Tribunal Supremo en su sentencia del
pasado 20 de noviembre del 2018
. En ella se determina que se extingue el
derecho del uso de la vivienda familiar,
por lo que podrá ser vendida o liquidada sin mayores contratiempos.

Los hijos alcanzaron la mayoría de edad

Otro aspecto que permitiría la extinción del uso de
la vivienda familiar es cuando los
descendientes del matrimonio disuelto son mayores de edad.

El
Tribunal Supremo así lo propuso el 11 de noviembre del 2013
, cuya
estimación posibilita la modificación, venta o liquidación de la vivienda de
uso familiar en estos casos.

Además, la extinción del uso de la vivienda familiar
puede ocurrir cuando:

  • La casa está desocupada.
  • Los hijos cambian de
    domicilio aún sin ser mayores de edad.
  • La custodia ha sido
    cambiada.

En todos los casos, lo más indicado es contar con
la asesoría legal que brindan los abogados
de familia
para determinar si estás en presencia o no de la
extinción del uso de la vivienda
familiar
.

Deja una respuesta