¿Puedo cambiar el tipo de custodia de mis hijos?

¿Puedo cambiar el tipo de custodia de mis hijos?

Cuando se
inicia un proceso de divorcio o separación de una pareja con hijos, lo primero
que se debe tomar en cuenta es el bienestar de ellos. Lo que debemos tener en
cuenta es que una orden de custodia no
es permanente
y acá lo vamos a aclarar.

En este sentido, la ley propone dos tipos de custodia, la cual será elegida la más
beneficiosa y adecuada para los menores. La custodia exclusiva hace referencia a que solo un progenitor estará a
cargo de ella, aunque no exenta de sus responsabilidades a la otra parte y la custodia compartida.

Por su parte, la custodia compartida suele ser muy beneficiosa y equilibrada con respecto
al cuidado de los niños. En ella ambos padres comparten los cuidados y las
decisiones que tienen que ver con los menores, siempre buscando su estabilidad
física y emocional.

Sin embargo, muchos tribunales familiares suelen
dictar la custodia exclusiva a la
madre, por lo que el padre queda con algunas interrogantes. Una de ellas es si
esta medida es definitiva o se puede cambiar en un futuro, y en esta
oportunidad los abogados de familia  le damos las respuestas más acertadas.

Modificación de la custodia de los hijos

El artículo 80 del Código Foral aragonés
establece todos los parámetros que el juez debe tomar en cuenta al momento de
decidir el tipo de custodia de los hijos.

Además, en él se dictan algunos aspectos que son
esenciales para que los tribunales familiares puedan considerar un cambio en el
tipo de custodia, lo cual es totalmente posible. Entre ellos podemos destacar
dos de manera particular.

 Modelo educativo y domicilio idóneos

Al requerir un cambio del tipo de custodia, la
parte solicitante deberá demostrar que su modelo educativo y su domicilio son
más idóneos que los del padre custodio.

 Situaciones no favorables para el niño por el padre
custodio

El segundo aspecto que puede ser motivo de un
cambio de custodia, es que el niño haya sido expuesto a una situación no
beneficiosa para su desarrollo físico y/o emocional.

Esto debe ser evaluado exhaustivamente y con mucho
cuidado, pues puede desencadenar consecuencias sobre el padre custodio.

En ambos casos, lo mejor será contar con la
asesoría y la ayuda legal de los abogados
de familia
 Así los niños podrán desarrollarse de la manera más
beneficiosa posible con la custodia que más les convenga. 

Deja una respuesta