DEVOLUCIÓN DEL DINERO DE UN TRATAMIENTO DENTAL NO REALIZADO

Hoy en nuestro blog jurídico abordaremos cómo podemos obtener la devolución del dinero pagado por un tratamiento dental que no se ha realizado, es decir, cuando la clínica dental debe dinero al cliente. 

 

Resulta habitual que habiéndose establecido un tratamiento dental, en el curso de su realización sea necesario modificarlo, por motivos que no se pueden o no se deben realizar.

También existen casos, que el paciente decide dejar el tratamiento dental a medias por el  motivo que estime oportuno, e incluso que sea la clínica que interrumpa el tratamiento.

Ante circunstancias cómo las expuestas surge un derecho a la devolución de dinero pagado por un servicio que finalmente no se ha prestado.

Es evidente que, el derecho a la devolución de dinero nace cuando el pago ha sido cancelado por adelantado, sea directamente por el paciente a la clínica dental o bien a través de una financiación bancaria, gestionada por la clínica o por el mismo paciente.

En tal sentido, resulta conveniente identificar tres situaciones de las cuáles cotidianamente surge un derecho a la devolución de dinero a favor de un paciente, pues las acciones que puede ejercitar son distintas según sea el caso, hablamos de cada una de ellas a continuación.

TRATAMIENTO DENTAL PAGADO POR EL PACIENTE DIRECTAMENTE A LA CLÍNICA

El coste del tratamientos dentales suelen ser elevado; sin embargo, hay quienes cuentan con la solvencia económica para poder pagar la totalidad del tratamiento de una sola vez e incluso por adelantado, y es en estos casos que puede suceder que los servicios contratados no lleguen a prestarse.

Lo correcto es que la clínica dental ante el requerimiento del paciente, proceda a la devolución del dinero pagado por servicios que no se han prestado, pero también es cierto que en ocasiones no lo hace.

En mi opinión, las clínicas dentales deberían brindar al paciente mecanismos que permitan recuperar las cantidades
adelantadas y no consumidas, tal como la inmediata realización de una liquidación mediante la cual el paciente tome conocimiento de la cantidad que le corresponde recuperar.

Lamentablemente, la realidad es otra y algunas cadenas odontológicas amparándose en políticas restrictivas condicionan a sus pacientes, quienes finalmente se ven obligados a acudir a los Tribunales para recuperar el
dinero.

TRATAMIENTO FINANCIADO MEDIANTE PRÉSTAMO VINCULADO A TRAVÉS DE LA CLÍNICA

En el apartado anterior hacíamos hincapié en lo costoso que son los tratamientos dentales, máxime si el paciente requiere un tratamiento integral, es decir, “arreglar su dentadura completa”.

Los presupuestos por estos servicios suelen ser superiores a los 3000 €, llegando, en ocasiones, a superar los 10000 €.

Lo señalado anteriormente conlleva a que muchos de pacientes no tengan más opción que financiar sus tratamientos. Las clínicas dentales suelen sostener convenios o pactos con  entidades financieras con la finalidad de facilitar el acceso a estos préstamos al consumo.

Esta modalidad de financiación se denomina “préstamo vinculado”, cabe resaltar que   ofrece una mayor protección al consumidor, en cuanto le posibilita reclamar tanto a la entidad financiera como a la clínica dental.

Por consiguiente,  en un principio es la clínica dental la que debe responder ante el cliente, pero, si una vez que se le ha requerido la devolución de dinero, no se obtiene solución al problema, queda expedito el derecho para reclamar ante la entidad financiera.

TRATAMIENTO FINANCIADO MEDIANTE PRÉSTAMO VINCULADO A TRAVÉS DE LA ENTIDAD FINANCIERA DEL CLIENTE

La tercera situación se configura cuando el tratamiento dental es financiado por la entidad de la que es cliente el
paciente.

En este caso es conveniente determinar si la financiera transfirió directamente el dinero a la clínica dental, así como, también analizar si del contrato se colige la condición de “préstamo vinculado”.

Siendo así, también nace un derecho del consumidor a reclamar a su entidad financiera si la clínica no atiende a la petición de devolución de dinero pago la parte no consumida.

ACCIONES COMUNES A LAS TRES SITUACIONES

Por suerte, la mayoría de las clínicas dentales ante el requerimiento de sus pacientes,  proceden a la inmediata devolución del dinero pagado por tratamientos que finalmente no se llevan a cabo.

Sin embargo, consideramos necesario advertir a los usuarios que también existen clínicas dentales que ante la solicitud de reintegro del coste pagado no consumido, despliegan una serie de artificios para dilatar la devolución de dinero y/o procurar evadirla, encontrándonos en una situación de indefensión donde todo son problemas, envíos a diferentes departamentos internos, excusas, retrasos y malas formas. Así pasan los meses y no hay cuando llegue la devolución, a pesar de que siempre te dicen que están a punto de hacer la correspondiente transferencia, resultando meras excusas de mal pagador… por lo que se aconseja que no os creáis nada y tomad medidas apenas el trámite se torne engorroso.

En estos casos el consumidor sin vacilar debe tomar las riendas de la devolución del dinero, ejercitando las acciones legales aplicables a su caso. Líneas abajo explicamos abordamos

Primer paso

Notificación fehaciente: el paciente debe remitir un escrito a la clínica dental mediante el cual solicita
la devolución inmediata del dinero pagado por los servicios que no fueron prestados, asimismo debe precisar lo reclamado y exponer los hechos en orden cronológico.

Segundo paso (opcional)

Si transcurrido el plazo concedido a la clínica dental no se obtiene la devolución del dinero, correspondería reclamar dicha devolución a la entidad que financió el tratamiento, de no lograrse tampoco mediante la prestamista es conveniente poner en marcha el paso tres.

Tercer paso

Si habiendo agotado la reclamación tanto a la clínica dental cómo a la entidad financiera,  no habiéndose resuelto la devolución de dinero, es hora de acudir a la vía judicial con la finalidad que sea un juez que disponga  mediante sentencia  la devolución del dinero al cliente, bien por parte de la clínica, la financiera, o ambas de manera solidaria, esto último varía en función de los términos contractuales.

El paciente no debe tener recelo a la vía judicial, ni por la complejidad, ni por el coste, toda vez que, en este
tipo de controversias el paciente suele tener la razón y consecuentemente los que desde un principio eran los obligados a devolver el dinero deberán además ser quienes afronten los costes del proceso, liberando así al paciente del riesgo de asumir las costas. Como es normal, lo referido solo puede confirmarse previo análisis del caso concreto y la documentación proporcionada por el interesado.

DEJAR DE PAGAR LA FINANCIACIÓN DEL TRATAMIENTO DENTAL

Los pacientes que se encuentran inmersos en éstas situaciones con frecuencia preguntan si pueden dejar de pagar la financiación del tratamiento dental.

Desde nuestro despacho recomendamos, que previamente a tomar la decisión de no pagar, el paciente cuente con el asesoramiento de un abogado, a fin de evitar acarrear futuros problemas, pues pueden registrarlo en listas de morosos o sufrir un acoso permanente por parte de la prestamista que en ocasiones cómo medida coercitiva llegan a llamar a familiares, vecinos y lugar de trabajo del deudor, en un intento desesperado por recuperar las cuotas no satisfechas por el cliente.

En definitiva, es posible lograr que no nos sigan cobrando las cuotas correspondientes a la financiación, así como recuperar el dinero pagado por servicios no prestados siempre y cuando se emprenda el proceso conforme a la ley.

DENTIX Y LA DEVOLUCIÓN DEL DINERO DE TRATAMIENTOS DENTALES NO REALIZADOS

A raíz del concurso de acreedores de Dentix, muchos clientes se han encontrado con que han tenido que seguir pagando las cuotas de los tratamientos dentales sin estar recibiendo el servicio. La anterior lleva a que quieran demandar a Dentix y recuperar el dinero del tratamiento, en el enlace que dejamos a continuación, tienen mucha información sobre el caso Dentix.

https://abogadopiqueras.es/

Deja una respuesta