El auge de los abogados online y la necesidad de transformar los despachos

El auge de los abogados online y la necesidad de transformar los despachos jurídicos—marketing legal–

Hoy en día son muchos los clientes que buscan un abogado a golpe de clic.

La transformación digital del sector jurídico se ha convertido en un negocio lleno de nuevas oportunidades, donde el boca a boca tradicional, que nos ponía en contacto con un abogado, ha dado el gran salto a internet y a las redes sociales.

Ya estamos acostumbrados a buscar diferentes productos y servicios a través de internet y el auge de los abogados en la red es una respuesta natural a la competencia y al acceso masivo a nuevas tecnologías.

El número de clientes que busca abogado online ha crecido significativamente. Esperan poder resolver sus problemas legales sin salir de casa y, al igual que siempre, buscan credibilidad, confianza y buena reputación.

Es por ello, que los despachos requieren de un proceso de transformación donde especializarse para seguir dando lo mejor de ellos a través de internet.

Si eres un profesional jurídico en internet y quieres que la persona que entre en tu web perciba que le hablas directamente a él, sienta confianza y decida ponerse en contacto contigo, el copywriting debe formar parte de tu estrategia de comunicación.

Si es la primera vez que oyes hablar del copywriting te lo voy a explicar en pocas palabras.

El copywriting es una técnica que consiste en la creación de textos digitales donde enfatizar las ventajas y beneficios de nuestros productos o servicios y de esta manera, establecer vínculos emocionales con el lector que pongan de manifiesto el valor de nuestra marca.

Un proceso que requiere de práctica, pero si lo haces bien, mejorarás tus conversiones y aumentarás tu lista de clientes potenciales.

Antes de empezar a escribir lo primero es definir tú propuesta de valor, la cual te permita destacar del resto de profesionales y de la competencia que se encuentra en internet.

¿Quién es el público objetivo de un abogado en internet?

Puedes hacer una lista en la que definas el género, edad, donde vive, ocupación y continúa por sus aspiraciones y sus necesidades.

Todo esto te ayudará a ponerte en su piel para poder ayudarle a resolver sus problemas.

Recuerda que estos pueden ser muchos, pero habrá un problema por encima de todos, que solo tú podrás ayudarle a resolver. Este punto es decisivo, ya que te ayudará a empatizar con tus clientes, entendiéndoles y reconociendo por qué situación están pasando.

El siguiente paso será definir cómo puedes ayudarle.

Para ello necesitas tener muy clara tu propuesta de valor para poder ofrecerle un beneficio directo al cliente y así solucionarle esos problemas que puedan estar afectando a su vida familiar, profesional; además de liberar la salud mental del mismo.

Unido a esto puedes incluir el tipo de método que utilizas, en pocas palabras pueden sentirse entendidos y ver qué puedes solucionarle sus problemas de forma eficaz. El último paso sería la llamada a la acción, donde estableces ese punto de conexión con los clientes para que se pongan en contacto contigo y comencéis a trabajar juntos.

Una vez has definido estos puntos es momento de ponerse a escribir de forma persuasiva para generar interés en tus clientes potenciales.

Para ello tendrás que hacer un ejercicio extra, ya que el público al que irán dirigidos tus textos es gente normal que no está acostumbrado a la jerga jurídica. Imagínate entrar en una página web dónde no entiendes nada, ¿cuánto durarás en la misma?

Pues si no quieres que les pase a tus clientes potenciales debes escribir los textos de forma sencilla y al mismo tiempo utilizar un tono conversacional, como que estaríamos hablando cara a cara con el cliente. Es como que entrarían a tu despacho, pero en este caso de forma virtual, por lo que has de explicarle las cosas de forma que las entienda para que contrate tus servicios.

La página web tiene que estar bien estructurada para que el cliente busque lo que encuentra en el menor tiempo posible y no se vayan. Un menú sencillo y limpio, que este estructurado de forma clara y simple, de ello dependerá que te vean como un profesional.

Otro recurso son los subtítulos que dejan claro lo que haces y que solucionas.

Por último, evita los textos largos y deja el apartado de servicios para explicar de forma más extensa cómo trabajas. De esta forma generarás confianza y te ayudará a crear tu propia voz de marca para que tus textos resulten memorables y lo asocien con tu marca.

A modo de resumen os dejo estos consejos para empezar a poner en práctica técnicas de copywriting es vuestra página web:

  1. Ponte en lugar del cliente que se sienta cómodo y comprendido.
  2. Explica qué problema le vas a solucionar y los beneficios.
  3. Incluye un testimonio como prueba social, puede ser de forma escrita o a través de un audio o video.
  4. Adapta el lenguaje jurídico al resto de la gente.
  5. Facilita la búsqueda al cliente.
  6. Llamada a la acción, donde el cliente pueda ponerse en contacto con nosotros a través de un formulario de contacto, email o teléfono.

Deja una respuesta