¿Debe mi negocio estar en Redes Sociales?

Hoy vamos a hablar sobre si es necesario que empresas y autónomos tengan
presencia en redes sociales.

Para empezar aclaramos que existen varios tipos de redes sociales y
que las grandes, como Facebook, Youtube o Twitter, no son las únicas que
podemos utilizar para dar a conocer nuestra marca o nuestros servicios, en nuestra
opinión, el primer paso antes de lanzarte a este mundo es analizar
detenidamente en que red vas a poder generar contenido que atraiga a tus
clientes potenciales y cuál se adapta mejor a tu tipo de actividad.

Por otro lado es indudable que son un escaparate ideal para las empresas de
cualquier tamaño y para los autónomos, bien gestionadas pueden aportar muchos
beneficios a un coste relativamente bajo, si bien, una vez tomada la decisión
de entrar en ellas es indispensable que, o tengas muy claro cuál va a ser tu
estrategia o cuentes con el apoyo de un profesional, es decir, un community
manager.

facebook.com/medinajoverzaragoza

Si eres de las personas que piensa que las redes sociales son una pérdida de
tiempo y dinero te recomiendo que leas tres de los objetivos que puedes
conseguir gracias a ellas:

–       Creación y refuerzo de tu
imagen de empresa
. Si gestionas bien tu presencia en redes sociales,
con una estrategia que aúne esfuerzos en torno a la marca, transmitirás    seguridad, solvencia e imagen de fortaleza.

–      Nuevos canales de contacto.
Con una persona encargada de generar interacción entre la empresa y los
clientes activos en redes sociales, que transmita una imagen fiel del espíritu
de la misma y se preocupe por resolver dudas y consultas, conseguirás fidelizar
a tus clientes, aumentar la difusión de contenidos y ganarte la confianza de aquellas
personas a las que llegue tu información.

–       Nuevos
clientes.
Conseguir que un cliente sea infiel a su marca es difícil pero no
imposible, las redes sociales ofrecen la posibilidad de estudiar y analizar el
comportamiento de tu competencia, y, por supuesto, te brindan la oportunidad de
hacerlo mejor.

Estos no son los únicos objetivos que se pueden obtener gracias a las redes sociales, existen otros muchos, lo principal es determinar cuáles son y en base
a ellos planificar que medidas vas a tomar para alcanzarlos, la estrategia no
es la misma para un autónomo que quiere promocionar servicios que para una gran
empresa que quiere hacer una campaña de relaciones públicas.

La otra cara de la moneda es la posibilidad de que tu presencia en redes
sociales esté descuidada y dañe la imagen que tanto esfuerzo te ha costado
conseguir. Errores habituales en torno a esta cuestión son: no interaccionar
con los seguidores, no actualizar habitualmente los contenidos, que éstos sean
redundantes o inapropiados, que no reflejen la imagen de la empresa…

La conclusión de todo lo anterior es que si te vas a lanzar a las redes
sociales hazlo con la seguridad de que va a ser rentable y beneficioso para tu
negocio, es probable que muchas personas de tu entorno sean capaces de
gestionar tus redes sociales, pero, ¿serán capaces de apagar un fuego si se da
el caso, o, por el contrario, lo avivarán?
.

Deja una respuesta